5 hábitos para aprender cualquier habilidad rápidamente

Para aprender cualquier habilidad rápidamente es necesario aplicar ciertas técnicas y hábitos que te permitirán dominar cualquier disciplina.

Los “Super Leaners” son esas personas que están constantemente aprendiendo diferentes habilidades, y esa capacidad de ser ágil al adquirir nuevos conocimientos será cada vez más importante en esta nueva era de digitalización.

En un mundo que está cambiando rápidamente, la capacidad de aprender una nueva habilidad lo más rápido posible se está convirtiendo rápidamente en una necesidad. La buena noticia es que no necesitas un don natural para aprender mejor algo nuevo, incluso cuando estás trabajando a tiempo completo.

Todos tenemos suficiente capacidad intelectual para dominar una nueva disciplina: utilizando las herramientas y los enfoques adecuados podemos lograrlo. Casi cualquiera puede aprender cualquier cosa, con los hábitos correctos.

Estos son algunos de los hábitos y Tips que deberías empezar a internalizar para aprender cualquier habilidad rápidamente.

Leer mucho

Leer es para la mente lo que el ejercicio es para el cuerpo. Nos ofrece una visión más profunda de ideas, conceptos y emociones. Tu cerebro en los libros está activo: creciendo, cambiando y haciendo nuevas conexiones y patrones diferentes, dependiendo del tipo de material que estés leyendo.

Elon Musk creció leyendo dos libros al día, según su hermano. Bill Gates lee 50 libros por año. Mark Zuckerberg lee al menos un libro cada dos semanas. Warren Buffett pasa de cinco a seis horas por día leyendo cinco periódicos y 500 páginas de informes corporativos.

En un mundo donde la información es la nueva moneda, la lectura es la mejor fuente de aprendizaje continuo, conocimiento y adquisición de más de esa moneda.

Ver el aprendizaje como un proceso

Thomas Oppong escribe en su blog: “El aprendizaje es un viaje, un descubrimiento de nuevos conocimientos, no un destino.”

Es un proceso agradable para toda la vida: un viaje de descubrimiento autodirigido y a su propio ritmo. La comprensión de cualquier tema, idea o nueva mentalidad requiere no solo una observación aguda, sino más fundamentalmente, la curiosidad sostenida.

Los “Super Leaners” valoran el proceso. No tienen un objetivo final, buscan una mejora constante. Siguen dominando nuevos principios, procesos, visiones del mundo, modelos de pensamiento, etc. La búsqueda de conocimiento “continua, voluntaria y auto motivada” es importante para su madurez.

Enseñar a otros lo que sabemos

Según la investigación, los alumnos retienen aproximadamente el 90% de lo que aprenden cuando explican o enseñan el concepto a otra persona, o lo usan de inmediato.

Enseñar a otros lo que sabes es una de las formas más efectivas de aprender y recordar nueva información. Los psicólogos, lo llaman la “práctica de recuperación”. Es una de las formas más confiables de construir rastros de memoria más fuertes.

La prueba definitiva de tu conocimiento es tu capacidad para transferirlo a otro. Una mejor manera de aprender, procesar, retener y recordar información es aprender la mitad del tiempo y compartir la mitad del tiempo. Ejemplo, en lugar de completar un libro, intente leer el 50 por ciento e intente recordar, compartir o escribir las ideas clave que ha aprendido antes de continuar.

Cuidar nuestros cerebros

Mantener el cerebro sano lo mantiene en forma. Lo que haces o no haces por tu cerebro puede cambiar significativamente la forma en que registra, procesa y recupera la información. Todos quieren vivir una vida activa el mayor tiempo posible. Y ese objetivo depende de una salud cerebral robusta.

Eso significa comer muchos alimentos asociados con la disminución del deterioro cognitivo: arándanos, verduras (verduras de hoja verde, col, espinacas, brócoli), granos integrales, obtener proteínas del pescado y las legumbres y elegir grasas saludables no saturadas (aceite de oliva) en lugar de grasas saturadas (mantequilla).

Nuestros cerebros disminuyen naturalmente si no hacemos nada para protegerlos. Sin embargo, si intervenimos temprano, podemos ralentizar el proceso de declinación: es más fácil proteger un cerebro sano que tratar de reparar el daño una vez que es extenso.

Tomar pequeños descansos

El tiempo de inactividad es crucial para retener lo aprendido. Según una investigación reciente, tomar descansos cortos y con frecuencia, puede ayudarte a aprender mejor e incluso mejorar tu tasa de retención.

Los expertos del Centro para el Éxito Académico de la Universidad Estatal de Louisiana recomiendan sesiones de 30 a 50 minutos. “Cualquier cantidad inferior a 30 simplemente no es suficiente, pero cualquier cantidad superior a 50 es demasiada información para que tu cerebro la asimile a la vez”, dice la asistente graduada de estrategias de aprendizaje Ellen Dunn.

Las redes neuronales de nuestros cerebros necesitan cronometrar la información, por lo que espaciar tu aprendizaje te ayuda a memorizar nueva información de manera más eficiente.

Range

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s