Motivación en el trabajo ¿Qué nos hace sentir bien de nuestro trabajo?

La motivación en el trabajo, contrariamente a la sabiduría convencional, no se puede explicar solo por el dinero que ganamos. Pero tampoco es exactamente alegría. Parece que la mayoría de nosotros prosperamos haciendo progresos constantes en busca de un propósito.

Dan Ariely, economista conductual, proporciona evidencia de que también estamos motivados por la importancia de nuestro trabajo, por el reconocimiento de los demás y por la cantidad de esfuerzo que hemos puesto: cuanto más difícil es la tarea, más orgullosos estamos.

El economista presenta dos experimentos reveladores en su charla TED que revelan nuestras actitudes inesperadas y matizadas hacia el significado y motivación en el trabajo con 3 grandes enseñanzas:

Ver los frutos de nuestra labor puede hacernos más productivos y darnos motivación en el trabajo

Ariely en uno de sus estudios pidió a sus participantes que construyeran personajes de la serie Bionicles de Lego. En ambas condiciones, a los participantes se les pagaba cantidades decrecientes por cada Bionicle subsiguiente: US$ 3 por el primero, US$ 2.70 por el siguiente, y así sucesivamente. Pero mientras los legos de un grupo se almacenaban debajo de la mesa, para ser desarmadas al final del experimento, los Bionicles del otro grupo se desarmaron tan pronto como se construyeron. “Este fue un ciclo interminable en donde ellos construían y los investigadores destruían su trabajo frente a sus ojos”, dice Ariely. El primer grupo hizo 11 Bionicles, en promedio, mientras que el segundo grupo hizo solo siete.

A pesar de que no había un gran significado en juego, y aunque el primer grupo sabía que su trabajo sería destruido al final del experimento, ver los resultados de su trabajo incluso por un corto tiempo fue suficiente para mejorar drásticamente el rendimiento de los colaboradores.

Cuanto menos sentimos que nuestro trabajo es apreciado, más dinero queremos ganar

En otro estudio, Ariely dio a unos estudiantes del MIT un pedazo de papel lleno de letras al azar y les pidió que encontraran pares de letras idénticas. En cada ronda, se les ofreció menos dinero que en la ronda anterior. El grupo N° 1 escribieron sus nombres en hojas y se los entregaron al experimentador, quien lo examinó antes de ponerlo en una pila. Las personas en el segundo grupo no escribieron sus nombres, y el experimentador puso sus hojas en una pila sin mirarlas. Las personas en el tercer grupo hicieron triturar su trabajo inmediatamente después de su finalización.

La gente cuyo trabajo fue triturado necesitaban el doble de dinero que aquellos cuyo trabajo fue reconocido para poder seguir haciendo la tarea. En el segundo grupo, cuyo trabajo fue salvado pero ignorado, necesitaban casi tanto dinero como aquellos cuyo trabajo fue destrozado.

“Ignorar el desempeño de las personas es casi tan malo como destrozar su esfuerzo ante sus ojos”, dice Ariely. “La buena noticia es que agregar motivación no parece ser tan difícil. La mala noticia es que eliminar la motivación parece ser increíblemente fácil, y si no lo pensamos cuidadosamente, podríamos excedernos”.

Cuanto más difícil es un proyecto, más orgullosos nos sentimos de él

En otro de sus estudios, Ariely dio a los participantes un papel e instrucciones para construir una figura de origami. A los que hicieron el proyecto de origami, así como a los espectadores, se les preguntó al final cuánto pagarían por el producto. En un segundo test, Ariely ocultó las instrucciones de algunos participantes, lo que resultó en un proceso más difícil y un resultado más feo.

Los constructores del 1° grupo pagaron cinco veces más que aquellos que solo evaluaron el producto. En el otro, los constructores valoraron las figuras aún más, mientras que los observadores los valoraron aún menos.

Nuestra valoración de nuestro propio trabajo está directamente relacionada con el esfuerzo que hemos realizado. (Además, creemos erróneamente que otras personas atribuirán el mismo valor a nuestro propio trabajo que nosotros).

Puedes encontrar algunos de sus libros en español en los siguientes links:

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s