Emprender en prisión: Conoce 2 proyectos que apoyan a los reclusos a crear sus negocios

La reinserción social de las personas que cumplen una condena es muy compleja, está llena de obstáculos y prejuicios. La falta de oportunidades es una constante en sus vidas, siendo uno de los factores principales para que vuelvan a caer en prisión después de haber cumplido sus condenas.

Otro punto importante y que muy pocos se preguntan es ¿Qué es lo que pasa con la economía del hogar cuando el recluso o reclusa es el jede de hogar? La familia entera se ve afectada, ya que el único sustento del hogar ya no puede cumplir su rol.

Decidimos hacer una nota sobre algunos proyectos que apoyan el emprendimiento en distintos países, apoyando en la reinserción social y además ayudándolos a generar un ingreso mientras están en las cárceles o cuando ya terminan sus condenas.

Hecho en Libertad: Reinserción social a través del emprendimiento en México

Interculturalidad, Salud y Derechos, A.C. (INSADE)  es una asociación que  puso atención al complejo proceso de reinserción social que viven los jóvenes presos y ha creado el modelo Hecho en Libertad, que tiene por objetico el empoderamiento económico de las personas privadas de libertad o bien cumplen una medida de libertad condicional, por medio de metodologías participativas de la mano de aliados claves.

INSADE decidió desarrollar la fase de habilidades emprendedoras y acceso a opciones financieras, donde los adolescentes proponen un modelo de negocio que sea factible aterrizar desde su realidad y  se les vincula con aliados que les pueden dar créditos.  Algunas empresas se han interesado en aportar a la causa de esta asociación y proporcionan financiamiento.

Se les ha enseñado cómo hacer piñatas, playeras, entre otros productos. Actualmente viene una etapa muy importante para Hecho en Libertad, donde se le va a enseñar a jóvenes en condición de  libertad condicional a armar bicicletas, con el fin de homologarlos con grandes cadenas de distribución como Walmart. Esto es producto de una alianza con Alterbike y es otra opción para atender su necesidad de generar ingresos al salir.

Hecho en Libertad se encuentra actualmente en Ciudad de México, Estado de México, Tlaxcala y Nuevo León. Ha apoyado a más de 1.300 jóvenes y en sus 4 años de existencia ha conseguido una tasa de éxito del 100%, ninguno de los jóvenes con quién han trabajado ha vuelto a delinquir.

Fondo Esperanza: Financia con microcréditos a reclusos en Chile

Fondo Esperanza es una institución de desarrollo social que tiene como misión apoyar el emprendimiento de emprendedores de los sectores más vulnerables del país a través de servicios de préstamos y microcréditos, capacitaciones y redes de apoyo, para mejorar la calidad de vida de ellos y de su entorno. Es así como ayudan a los reclusos a emprender y generar un sustento económico para sus familias.

El proyecto funciona a través de un Banco Comunal, un grupo de 18 a 25 personas que viven y/o trabajan en un mismo sector y que se juntan para obtener microcréditos, capacitación y fortalecer sus redes y para fomentar la organización y la solidaridad en las personas para el logro de objetivos comunes. Los emprendedores se rigen bajo un sistema de coavalidad solidaria, donde si bien cada uno desarrolla su negocio de forma independiente, el compromiso de pago que asumen es grupal.

Los emprendedores que participan del piloto son seleccionados en base al interés que muestran en el proyecto, nivel de participación en talleres laborales y su buen comportamiento. Luego, Fondo Esperanza, a través de un plan de educación dirigido a adultos, imparte talleres durante las reuniones de cada Banco Comunal, que pueden ser semanales, quincenales o mensuales.

Las clases que se imparten son de mueblería y artesanía en cueros; y asesorías para que el emprendimiento funcione, por lo que cada clase es distinta, dependiendo de las dudas que tengan los participantes. Luego son vendidas en diferentes ferias y las ganancias casi en su totalidad son traspasadas por los internos a sus familiares directos o también en algunos casos les permiten abrir una cuenta de ahorro para guardar el 15% de sus ganancias; para que llegado el día que cumplan con su condena, cuenten con dinero disponible para que se puedan reinsertar en la sociedad.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s