El emprendedor que abandonó el colegio, y ya a sus 32 años, vendió su empresa en medio billón de Dólares

El jueves 5 de abril del año pasado, la empresa Target desplegara la entrega de su stock el al mismo tiendo, en sus tiendas en Washington, D.C. y Baltimore, gracias a Shipt, “el servicio de entrega de comestibles en línea, veloz”, que el gigante minorista compró en diciembre por $550 millones; la que es al dia de hoy una, de sus mayores adquisiciones hasta el momento. Dado que Target ya ofrece el servicio en varias ciudades, incluidas Nueva Orleans y Phoenix, este tiene como objetivo ofrecer entregas “En el momento”, desde la mitad de sus tiendas a principios de 2018.

Ser adquirido por cientos de millones de dólares es el sueño para cualquier empresa; Pero la historia de Shipt no es un éxito rotundo, con lanzamiento de fuegos artificiales, y que tiene lugar en un apoteósico centro de eventos para startups, como lo son Silicon Valley o incluso Seattle, donde nació su monstruoso competidor Amazon. La historia der Shipt, comienza en Birmingham Alabama, con Bill Smith, una persona que abandono la escuela secundaria y que se convirtió posteriormente en emprendedor serial que tuvo mucha perseverancia, y un viaje esepcialmente agotador a la tienda de comestibles.

Del abandono de la escuela secundaria a ser emprendedor en serie

“Mi padre era emprendedor, así que crecí y lo vi haciendo diferentes negocios, y literalmente desde el momento en que tenía 5 años, quería entender los negocios que el hacía y cómo funcionaba todo”, explica Bill Smith a CNBC, agregando que su padre en ese momento se encontraba en la industria de la telefonía celular.
“Así que pude pasar el rato en las empresas y aprender algunas cosas a una edad temprana, y de ahí surgió el deseo”.
Inspirado por su padre y ansioso por empezar a ganar dinero, Smith dejó la escuela cuando tenía 16 años, para consternación de su padre.

“Mi padre no me apoyó en absoluto”, recuerda Smith, riendo. “En realidad pensó que era una terrible idea… y recuerdo que él fue a la escuela y se reunió con los consejeros sobre esto, y los consejeros en realidad le dijeron a mi padre:” No estamos preocupados por Bill. El estará bien”.

“En ese momento él (mi padre) dijo:” Está bien, va a hacer lo que va a hacer “, agrega Smith.
Fue a principios de la década de 2000, y Smith comenzó vendiendo teléfonos celulares a pequeñas empresas. Eventualmente, abrió dos tiendas minoristas de teléfonos celulares, con las cuales ganaba entre $ 4,000 a $ 5,000 dólares por mes.

DJnNAmzXkAAoV6S

Mientras trabajaba, Smith recibió su examen de educación general (GED) e incluso hizo una breve aparición en la universidad. Pero rápidamente se dio cuenta de que una educación tradicional no era para él. El emprendimiento, determino, era algo que no se podía aprender en la sala de clases.

“Creo que el negocio se trata solo de salir y solucionar problemas, y no sé si realmente se puede enseñar emprendimiento”, dice Smith. “Creo que es un error pensar que vas a ir a una escuela, y alguien que nunca ha sido emprendedor te va a enseñar cómo ser emprendedor, ¿sabes? Entonces, solo le digo a la gente que tienes que salir y comenzar a hacerlo realidad, atreverte”.

Smith pasó su primera carrera como emprendedor serial: después de dirigir su negocio de telefonía celular durante tres años, construyó una empresa que emitía pequeños préstamos. Luego, en 2009, fundó Insight Card Services, una compañía que ofrece tarjetas Visa prepagas recargables.

“El negocio de las tarjetas de crédito prepagas”, explica Smith, “fue extremadamente complicado, pero aprendí el engranaje simplemente descubriendo quiénes eran los grandes jugadores en el espacio, investigando y conversando con otras compañías para obtener más información sobre el producto central”. Su primer gran éxito se produjo en 2014, cuando GreenDot Corporation, una compañía financiera de tecnología bancaria, adquirió Insight por un monto de millones de dolares.

Recién ocurrida la venta de su empresa, Smith ya estaba buscando su próxima oportunidad. La economía “bajo pedido”, estaba en llamas, con Amazon Prime lentamente comenzando a construir seguidores de culto y Uber creando ondas como la querida de Silicon Valley. Smith sabía que para su próxima aventura, crearía algo en esta economía chisporroteante y bajo pedido. Luego surgió la idea de Shipt.

Encontrando inspiración en el pasillo del supermercado

El plan inicial para Shipt, dice Smith, era construir un negocio alrededor de la entrega “en poco tiempo” para los grandes minoristas. Bill personalmente odiaba ir de compras y quería encontrar una manera de salir de la tediosa tarea.

“Dije: Dios, tiene que haber una manera de comprar cualquier cosa en cualquier tienda y hacer que se entreguen el mismo día “, explica Smith. “Y también estaba observando empresas en el espacio de viajes compartidos y analizando ese nuevo modelo y a la vez pensando, este nuevo modelo está ahí afuera, y está permitiendo que se ofrezcan servicios que antes no se ofrecían a esa escala; yo quería descubrir cómo aplicarlo a mi problema”.

Smith quería que los clientes pudieran ir al sitio web de un minorista, hacer un pedido y recibirlo en su puerta ese mismo día. Para hacer que eso suceda, Shipt debía usar una red de contratistas independientes o “compradores”. Smith invirtió $ 3 millones de su propio capital en la compañía, que comenzó con un cheque de $ 100,000, invirtiendo gradualmente más con el tiempo.

Para la primera versión de prueba de Shipt, la que se lanzó en noviembre de 2014 en Birmingham, Bill Smith utilizó $ 250,000 USD en capital para contratar algunos ingenieros. Como Smith tuvo dificultades para convencer a los minoristas que le permitieran que su opción de entrega a domicilio se integrara en sus sitios web, tuvo que idear en otra forma. El equipo creó un sistema en el cual el cliente iría al sitio web del minorista, realizaría un pedido de recogida en la tienda y luego iría a la plataforma de Shipt para hacer un pedido para que un comprador recogiera el producto. Al final no funcionó
“Lanzamos el proyecto, y rápidamente descubrí que la gente no quiere una experiencia descentralizada. Quieren poder ir a un sitio y hacer todo en un solo lugar y pagar y terminar”, explica.

“Esa fue una lección muy importante”, dice Smith, aunque innecesariamente costosa. “Realmente podría haber probado mi idea inicial usando una Hoja de Google y un formulario y publicando en Facebook y diciendo:” Hola, estoy entregando este servicio, complete este formulario “, y podríamos haber creado un proceso manual.

“La lección aprendida es probar las ideas primero de la manera más económica y simplemente adoptar un enfoque simple”, agrega Smith.

En Diciembre del 2014, Smith explica que la empresa estaba a punto de cerrar. El modelo no funcionaba y la gente le decía que había más demanda de mercadería que cualquier otra cosa. “Seguí recibiendo correos electrónicos de personas que probaron el servicio en la que decían: ‘Oye, es genial que pueda comprar un par de auriculares Beats y que me los entreguen el mismo día, pero lo que realmente quiero es que me entreguen mi mercadería'”. Smith dice.
La idea de un servicio de entrega de mercadería el mismo día no se conectó inicialmente con Smith hasta principios de enero de 2015, solo unos días después de que nació su segundo bebé y experimentó un estresante viaje de compras con dos bebés a cuestas.

“Mi esposa y yo, fuimos a la tienda de comestibles por primera vez con un niño de 1 año y un recién nacido y fue muy complicado. Ambos niños estaban llorando en la tienda, y solo teníamos que irnos de allí.

“Literalmente, en el estacionamiento de la tienda de comestibles, le dije a mi esposa: ¿Sabes?, mucha gente ha estado pidiendo la entrega veloz de los productos de las tiendas minoristas y quiero encontrar una manera de resolver este problema”.

El lunes después de su revelación, Smith entró al trabajo y le dijo a su equipo que iban a colocar todos los esfuerzos en la entrega de comestibles y centrarse en crear una experiencia totalmente integrada, donde los clientes pudiesen hacer todo, desde comprar el producto hasta recibirlo; todo en una plataforma.
“En ese momento, nadie tenía una opción de recolección en la tienda, eso no existía en los supermercados en absoluto como lo hizo con los minoristas de mercancías generales como Best Buy “, dice Smith.

bill-smith0043_750xx3600-2025-0-188

Para validar que el servicio era realmente demandado, le dijo a su equipo que no escribiera la primera línea de código hasta que se vendieran 1,000 membresías al servicio. Ademas, otorgó a todos sus empleados, aproximadamente 10 de ellos, opciones sobre acciones en la empresa.

El equipo se incentivó y se puso a trabajar, catalogando todos los artículos en la tienda de comestibles desde donde ofrecían el servicio de entrega, lo cual no fue tarea fácil. “Literalmente enviamos personas a la tienda para escanear todos los artículos que estaban a la venta y recopilar datos de precios y hacer todo eso manualmente”, recuerda Smith.

Dudando de invertir mucho dinero en marketing, Smith dice que solo tomaron un par de miles de dólares, filmaron un video de baja calidad de 60 segundos sobre el servicio y lo publicaron en Facebook con una landing page. En tres semanas, Shipt vendió 1,000 membresías en Birmingham.

“Fue en ese momento cuando dije:” Está bien, esto es real, comprobamos que la gente realmente quiere esto. Y sabes que Birmingham es simplemente una ciudad normal de tipo centroamericano”, dice Smith. “Esto no es San Francisco, así que para poder tener esa adopción temprana, pensé, hay una demanda increible”.La nueva versión renovada de Shipt se lanzó el siguiente mes de mayo.

Lo que hizo destacar a Shipt

El proceso opera de la siguiente forma, Shipt actualmente ofrece servicio ilimitado de entrega el mismo día para sus miembros por $ 99 USD al año, o $ 14 USD al mes. Después de registrarse para obtener una membresía, los usuarios pueden comprar en su aplicación o en línea, elegir una opción de entrega y luego finalizar la compra. Los “compradores” de Shipt luego van a la tienda, sacan los productos de los estantes y los entregan a los hogares de los clientes. La entrega es gratuita para pedidos superiores a $ 35.

Shipt ahora opera en más de 80 mercados de EE. UU. Y tiene una red de 40.000 compradores personales, con planes de tener alrededor de 100.000 compradores para fin de año. Ofrece muchos minoristas en su plataforma, incluidos grandes marcas como Kroger y Publix.

Smith dice que Shipt realmente comenzó a ver algo de éxito a finales de 2015.
En ese momento, “cambiamos el enfoque”, dice Bill Smith, y decidió que la compañía “construiría esto y lo resolvería por nuestra cuenta”. Una vez que los clientes comenzaron a usar el servicio, entonces fue cuando, los minoristas comenzaron a llamarnos “, explica Smith. “En lugar de esperar a que el minorista dirija el negocio, dejamos que los clientes impulsen la demanda, y luego los minoristas estaban más interesados en trabajar con nosotros, por la demanda ya generada”.

Para diciembre de 2017, los pedidos de Shipt habían aumentado un 60% desde junio, informó Bloomberg, y la compañía esperaba alcanzar $ 1 mil millones de dolares en ingresos en 2018.

En el momento en que Shipt se lanzó en 2014, otras empresas de entrega “inmediata” también estaban surgiendo. Instacart, otro servicio de entrega “inmediata” de alimentos con sede en San Francisco, había estado en funcionamiento desde 2012 y estaba atendiendo a clientes en las principales áreas metropolitanas como San Francisco, Nueva York y Los Ángeles. Amazon Fresh, lanzado en Seattle en 2007, también estaba expandiendo su alcance en justo en ese momento.

Pero Smith cree que la sede en el sur de Shipt, jugó un papel fundaental en su éxito. “Cuando comenzamos Shipt, estábamos realmente enfocados en lo que yo llamo las familias estadounidenses convencionales. Comenzamos en el sur y nos enfocamos en muchas ciudades de tipo secundario ”, explica Smith, como Birmingham, así como Tampa y Orlando, Florida.

“Fuimos los primeros en brindar el servicio ahí, por lo que la gente nos vio como los que creamos el mercado”, agrega.

ABV_ShiptAnniversary_header.0

Ahora, los rivales operan en mercados especificos: Instacart atiende a compradores en muchas áreas más pequeñas y Shipt se ha expandido a áreas metropolitanas más grandes, como Chicago y Dallas. Desde que Amazon adquirió Whole Foods, ha desconectado algunas áreas de entrega de AmazonFresh, pero todavía está disponible en ciudades como Nueva York, Filadelfia y D.C. Y, por supuesto, hay nuevos competidores. Por ejemplo, Walmart anunció planes para expandir su servicio de entrega de comestibles a 100 áreas metropolitanas para fines de 2018.

Instacart, a pesar de haber provocado cierta controversia, sigue teniendo éxito financiero: la compañía se asoció recientemente con seis de los siete principales supermercados de América del Norte y recaudó una nueva ronda de financiación, que valora a la compañía en $ 4.2 mil millones de dólares.

Pero Smith asegura que hay algo que todavía hace que Shipt se destaque.
“El hecho de que los compradores, van más allá es realmente la clave de esto”, dice Smith. “Por ejemplo, un miembro ordenará un jarabe para la tos de un niño, o algún artículo que indique que el cliente tiene un niño enfermo en casa, y nuestro comprador recogerá un globo para su hijo y lo entregará con el pedido”.

El futuro de Shipt

Si bien Bill Smith dice que había estado buscando activamente a Target como minorista asociado desde el inicio de Shipt, no fue sino hasta el verano de 2017 que un miembro del equipo de Target lo contactó.

“Las negociaciones pasaron de una asociación a una inversión potencial, a una adquisición total”, dice Smith. “Me reuní con algunos de sus líderes principales y estaba claro que apoyaban mucho lo que estábamos haciendo. Y serían un gran partido”.

Finalmente en diciembre de ese año, Target adquirió Shipt por más de medio billón de dólares. “La entrega “inmediata”, es un servicio que nuestros huéspedes solicitan cada vez con más frecuencia. Al adquirir Shipt, podremos aprovechar nuestra red de tiendas, la plataforma tecnológica de Shipt y la comunidad de compradores para ofrecer rápidamente la entrega “inmediata” a millones de nuestros huéspedes “, dijo recientemente John Mulligan, director de operaciones de Target, en un comunicado
Desde entonces, Target comenzó a implementar rápidamente el servicio, ofreciendo entrega “inmediata” de mercadería y otros productos en la plataforma de Shipt en una gran cantidad de ubicaciones en Florida

Shipt seguirá siendo una subsidiaria de Target, operará su negocio de forma independiente, seguirá ofreciendo sus servicios en otros minoristas y continuará operando sus negocios desde sus oficinas actuales en Birmingham y San Francisco.

Para Smith, eso es importante, porque dice que el éxito de Shipt se basa en un concepto simple: tratar bien a las personas (tanto a sus empleados como a sus clientes). Eso, dice, puede marcar una gran diferencia.

“Creo que esa es una manera muy simple de tener éxito en casi cualquier cosa”, dice Smith. “Y mucha gente lo echa de menos”.

Fuente: http://www.cnbc.com

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s