Conoce Kendra Kuhl, la emprendedora que está convirtiendo CO2 en productos químicos

Sabiendo del problema latente que se tiene hoy en dia con la contaminación, es que toman relevancia proyectos e iniciativas de este tipo. Kendra kuhl es una tecnóloga y emprendedora de 36 años que está trabajando para un futuro en el que podamos extraer el dióxido de carbono que calienta el planeta en nuestra atmósfera y convertirlo en productos que nos puedan ser de utilidad.

Como visibilizo el problema Kuhl: Según un reportaje de MIT technology review, Habiendo crecido en la zona rural de Montana, Kendra Kuhl observó cómo se encogían las formaciones de hielo homólogas del Parque Nacional Glacier. “Pudimos ver que ocurriera el calentamiento global”, explica. Dicha vista impulsó sus ambiciones profesionales. “Me gustó la idea de unir átomos en formas nuevas que sean potencialmente amigables con el medio ambiente”, dice.

Eso es exactamente lo que Kuhl desea hacer (buscar la reducción electroquímica de dióxido de carbono), a través de la startup que cofundó en el año 2014, llamada Opus 12. Esta, está trabajando en un reactor que tomará el dióxido de carbono emitido por las centrales eléctricas y fabricará productos químicos útiles a partir de este. Ya que teniendo en cuenta que la cantidad de dióxido de carbono en nuestra atmósfera ha estado aumentando constantemente cada año, podría ser más que necesario una tecnología que pueda reducir o al menos estabilizar dichos niveles

“Quería hacer algo beneficioso para ayudar al medio ambiente”, dice Kuhl recientemente, y agregó que ha estado estudiando la ciencia detrás del reactor desde que ella era una estudiante de posgrado en la Universidad de Stanford (donde obtuvo su doctorado en química en 2013). Opus 12 ha ganado el Premio Transformacional del Departamento de Energía y varias subvenciones de organizaciones como la NASA. La tecnología, explicó, “nos permitiría convertir lo que ahora es un producto de desecho en algo utilizable”.

El reactor de Kuhl puede convertir el dióxido de carbono en productos como el etanol y el metano. Esos productos en sí mismos podrían contribuir a los gases de efecto invernadero. Pero toda la idea, dijo Kuhl, es reciclar CO2 “que de otro modo habría ido a la atmósfera”.

En Cyclotron Road, una incubadora de inicio en el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, Kuhl muestra uno de los prototipos del Opus 12, un pequeño reactor con una entrada de dióxido de carbono y una espita de salida conectada a un instrumento que analiza los productos. La clave de la tecnología es el diseño del reactor, que incorpora una familia de catalizadores en los que colaboró ​​durante su trabajo de posgrado en la Universidad de Stanford. Intercalado dentro de la cámara del reactor de metal hay un electrodo que utiliza una membrana recubierta con los catalizadores. Permiten que las reacciones de carbono se produzcan a baja temperatura y presión, sin requerir grandes cantidades de energía.

kendra2x1200.width-1200

Opus 12 no es la primera empresa en trabajar para convertir el dióxido de carbono en productos químicos amplia mente utilizados. Pero sus catalizadores mejorados y su diseño de reactor escalable distinguen a la compañía, dice Kuhl. Aún así, la compañía tiene que avanzar mucho antes de que pueda comenzar a competir con los proveedores de productos químicos tradicionales.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s